APIs de terceros: conoce los pros y contras

Hoy en nuestro blog, os traemos toda la información relativa a las APIs de terceros. Concretamente, trataremos en profundidad ventajas e inconvenientes de ello. Para empezar, es importante recordar qué es. Se trata de un conjunto de subrutinas y funciones que ofrece cierta biblioteca para utilizarse por otro software como una capa de abstracción. Representa la capacidad de comunicación entre componentes de software. Sus siglas, provienen de su nombre en inglés Application Programming Interface.

Entre sus propósitos, destaca el de proporcionar un conjunto de funciones de uso general. Por ejemplo, para dibujar iconos o ventanas en la pantalla. Otro ejemplo sería el de las APIs de Facebook. Cuando accedemos a según qué web nos pueden solicitar registrarnos a través de un formulario o Facebook. En este caso, la web tiene contratada la API de Facebook que proporcionará  a la web los datos del usuario una vez se haya logueado en esa red social.

Cuáles son sus ventajas de las APIs

En base a los desarrollos personales o empresariales, existe un debate en torno a si es conveniente o no elegir una API de terceros fabricantes. Gracias a este post, descubrirás los aspectos positivos y negativos de ello.

En primer lugar, destacaremos las ventajas que tienen las de terceros. La rapidez es el aspecto que más destaca de ellas. En pocos segundos, se pueden integrar imágenes, mapas o servicios de autenticación. Esta posibilidad, nos permite centrarnos en nuestro dominio de negocio.

La robustez es otro de los valores. La mayoría de las APIs, han sido probadas a diferentes situaciones de estrés. Su respuesta, será idónea en una gran cantidad de los casos.

Por otra parte, asociar nuestra imagen a la de los gigantes como Facebook o Google, puede ayudar a contagiarnos de la óptima percepción que tienen de ellos. Los usuarios de las APIs también se beneficiarán de su innovación, puesto que están en continua mejora.

¿Y sus inconvenientes?

Unirse a una tercera empresa para obtener la licencia de uso de una API, nos puede exponer a la voluntad de la otra parte. Esta situación, puede provocar recortes en prestaciones o bien, en la pérdida de gratuidad del servicio. Otro de los inconvenientes es la disponibilidad. Es decir, que se produzca una caída de los servicios externos e impida su funcionamiento.

Anteriormente, comentábamos la innovación como una ventaja. Sin embargo, puede ocurrir al contrario, es decir, que los servicios de terceros se estanquen. Si nuestra aplicación avanza rápidamente, su API tal vez no cumpla nuestras exigencias. Por otra parte, encontramos la privacidad como otro inconveniente a destacar. La Ley Orgánica de Protección de Datos de nuestro país es muy restrictiva con respecto a otros países. Por ello, puede impedir legalmente delegar según qué servicios para su trato con terceros.

La información es poder. Ahora es el turno de que decidas si es conveniente o no recurrir a una API de terceros una vez sopesados los pros y contras. En INESPAY, tenemos claro que resulta totalmente recomendable.

2018-05-04T08:48:21+00:00 marzo 12th, 2018|Categories: blog|Tags: |