Conoce todo lo que debes saber sobre las APIs

Hoy en el blog os traemos toda la información referida a las APIs bancarias. Una API (Application programming interface) es un método de comunicación con un sistema bancario en internet. Gracias a ellas, un tercero puede acceder a la información necesaria de un cliente almacenada en el banco donde tenga la cuenta corrientes o de ahorros.

El cliente únicamente inicia sesión y la API se encarga de las demás actividades, como comprobar el saldo de la cuenta u obtener un resumen de ingresos y gastos relacionados con los últimos meses. Para acceder a este tipo de información, es necesario un consentimiento explícito por parte de los clientes.

Ventajas y desventajas de las APIs

Como ocurre con todo, las API tienen una serie de ventajas y desventajas que conviene conocer. Entre sus ventajas destacan que permite a terceros utilizar información a la que no podían acceder. Así pues, se elimina el papeleo innecesario, puesto que la tecnología obtiene información que está en un ambiente cerrado y verificado. Además, e posible realizar calificaciones crediticias en cuestión de instantes. Este hecho se explica porque la API importa la información de los ingresos y gastos de los clientes desde sus cuentas bancarias. Asimismo, ya que se trata de una API, su funcionamiento es rápido y sencillo.

Por otro lado, destacamos dos desventajas de las APIs actualmente. La primera es que los sistemas legales no están al día con la tecnología. Por ello, muchos países no las consideran como oficiales y algunos bancos llegan a prohibirlas. Existe la consideración de que las API bancarias infringen las normas de seguridad de los bancos, además de sus términos y condiciones.

Una nueva Directiva que está al caer

Sin embargo, la situación está a punto de cambiar. La nueva norma DSP2 (Directiva de Servicios de Pago 2), entrará en vigor a partir del día 1 de enero. Establece un marco legal para el acceso a sistemas financieros, por lo que las APIs bancarias están autorizadas a funcionar hasta que se cree una API estandarizada.

Por otro lado, la DSP2 atiende a una segunda desventaja. Todos los terceros que utilicen APIs bancarias deberán estar certificados y controlados por entes reguladores. Actualmente, los clientes desconocen si una empresa que usa una API bancaria es legítima y de confianza.

Actualmente, pocos bancos tienen sus APIs abiertas actualmente. A través del siguiente enlace podréis conocer qué bancos las tienen abiertas en diversos países. Pronto debería cambiar esta situación, pues la nueva Directiva está al caer y su normativa afectará a todos los bancos. Además, son muy útiles para numerosas Fintech.

2018-04-12T10:53:07+00:00 noviembre 8th, 2017|Categories: blog|Tags: , |