Contratos: la conveniencia de leerlos bien

Hoy en el blog hablamos sobre el desinterés de la gente al leer los ítems de los contratos. Instalar una app en nuestro móvil o realizar una obra en nuestra casa, conlleva a que aceptemos una serie de términos y servicios. Lo cierto es que muy pocas personas leen dichas características. La gente opta por la inmediatez y prefiere no dedicar su tiempo a leer dichos acuerdos. Por ello, lo más recomendable sería crear nuevas formas de comunicarse. Maneras de hacer legible toda la información legal que, a simple vista, haga que el usuario sea consciente de sus implicaciones.

Una extensión que te hace la vida fácil

Por fortuna, existen extensiones que nos resumen e informan de las condiciones de cada aplicación. Terms of Service; Didn’t Read (ToSDR) está disponible para todos los navegadores excepto para Internet Explorer. Otro de los inconvenientes es que la información aparece en inglés.

La polémica en torno a dicha desgana sigue en nuestra mente. Todos recordamos la controversia que hubo en torno a las preferentes y cómo reaccionó la gente en la calle ante este tipo de hechos. No importa el tiempo que necesitemos para leer un contrato o si son muchas preguntas las que debemos formular. Dedicar unos minutos es sinónimo de evitar complicaciones futuras y males de cabeza innecesarios.

La información que aparece en los contratos

Generalmente, la información que aparece en los contratos resulta tediosa y farragosa. A pesar de todo ello, existe una obligatoriedad a la hora de aceptar dichos contratos. Sin realizar este paso, no podríamos disfrutar de ninguna de las apps o servicios que utilizamos prácticamente a diario. Sin embargo, es conveniente leer cada uno de los puntos para conocer hasta qué punto estamos sujetos.

Debemos saber que, una vez hemos firmado el contrato, no hay vuelta atrás y exigir modificaciones posteriores resultaría realmente complicado. Por otro lado, desde INESPAY, insistimos en que sería conveniente acotar de manera considerable la jerga legal y hacerla más amigable para el lector de a pie. Como dijo el escritor Baltasar Gracián del Siglo de oro: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

2018-04-18T07:50:58+00:00 noviembre 27th, 2017|Categories: blog|Tags: |