Qué documentación exige el SEPBLAC

Hoy en nuestro blog te traemos toda la información relativa a la documentación que exige el SEPBLAC a sus sujetos obligados. El Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), es un servicio de control financiero. Sus actuaciones se dirigen a la prevención del uso del sistema financiero o empresas para el blanqueo de capitales. Su regulación aparece en la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo. Se trata de la Ley 10/2010, de 28 de abril de 2010.

Los sujetos obligados por esta Ley, están obligados a colaborar con el SEPBLAC, facilitando información y documentación.

¿Cómo saber si soy un sujeto obligado?

Todo ello se recoge en el artículo 2.1 de esta normativa que puedes consultar a través de este enlace.

Los sujetos obligados identificarán y comprobarán con documentos fehacientes la identidad de personas físicas o jurídicas que establezcan relaciones de negocio cuyo importe sea igual o superior a 1.000 euros.

¿Cuáles son dichos documentos que exige el SEPBLAC?

Tendrán esta consideración de documentos fehacientes los siguientes:

Para las personas físicas de nacionalidad española, el DNI. Para las personas físicas de nacionalidad extranjera, la Tarjeta de Residencia, Tarjeta de Identidad de Extranjero o Pasaporte. En caso de ciudadanos de la UE o del Espacio Económico Europeo, el documento o carta expedido por las autoridades de origen. Además, será válido el documento de identidad expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para el personal de las representaciones diplomáticas y consulares de terceros países en España.

Para las personas jurídicas, documentos públicos que acrediten su existencia y contengan su denominación social, forma jurídica, domicilio o estatutos.

Para personas jurídicas de nacionalidad española, certificación del Registro Mercantil provincial, aportada por el cliente u obtenida mediante consulta telemática.

Los documentos aportados deberán encontrarse en vigor en el momento de establecer relaciones de negocio o ejecutar operaciones ocasionales. En personas jurídicas, la vigencia de los datos consignados en la documentación aportada deberá acreditarse. La forma, será mediante una declaración responsable del cliente.

La documentación resulta excesiva y esta normativa se encuentra obsoleta. Recoger tal información hace inviable que sea ágil. Internet se ha pensado para agilizar estos trámites, pero la realidad es bien distinta. Así pues, debería ponerse al día con la realidad económica, ya que está caduca. Dicha normativa tendría que cambiar radicalmente y adaptarse a los tiempos de hoy en día donde las Fintech están teniendo gran repercusión. Tal y como indica el refranero español: renovarse o morir.

2018-04-11T09:15:51+00:00 noviembre 2nd, 2017|Categories: blog|Tags: , |